Como es tradición en la hermandad de San Bernardo, el pasado jueves día 22 de marzo, tuvo lugar la emotiva ceremonia del fundido de las últimas velas rizadas de nuestro palio de la Virgen del Refugio, acto con el que se culmina de forma total el montaje de los pasos de cara al próximo Miércoles Santo.

Este acto, tuvo como protagonistas, a personas que de una forma u otra han tenido vinculación directa con nuestra hermandad, ya sea por su devoción, por su trayectoria o reconocimiento. En esta ocasión, fundieron las velas rizadas de nuestro paso de palio; Francisco Javier Bonilla, Manuel González y Mercedes Antúnez, entre otros, destacando la figura del pregonero de nuestra Semana Santa, José Ignacio del Rey, quien fue la primera persona encargada de realizar dicha tarea.

La ceremonia estuvo presidida por nuestro hermano mayor, Teodoro Mauriño, quien con unas breves palabras de presentación, dio paso a cada uno de los seleccionados para fundir la luz que portará María Santísima del Refugio, antes de que ellos mismos junto a nuestro equipo de priostía postraran en el candelero correspondiente la cera para el Refugio de María.