Hoy 4 de diciembre, se cumplen 150 años del fallecimiento de nuestro hermano y torero afamado de la época “Curro Cúchares”. Francisco Arjona Herrera nace en Madrid en mayo de 1818. Según datos de nuestro archivo de la Hermandad, ingresa como hermano de la Hermandad Sacramental el día 17 de abril de 1842, dándose de alta como Francisco Arjona Guillén, utilizando “Guillén” en lugar de “Herrera” como hizo en su momento su abuelo, el famoso torero “Curro Guillén”, que llamándose Francisco Herrera “Rodríguez”, de los “Rodríguez” hermanos de nuestra Hermandad de Gloria, se cambió el apellido a “Guillén”, figurando también en nuestros archivos con el apellido cambiado.

Curro Cúchares permanece en nuestra nómina de hermanos hasta su fallecimiento, siguiendo de hermana su viuda Dª Dolores Osa-Reyes también hasta que fallece.

En nuestra Corporación ocupó puestos en la Junta de Gobierno, si bien no lo hizo en la Hermandad Sacramental, sí en la de Penitencia, aun cuando no se posee documentación de libros de hermanos, sí tenemos constancia de que estuvo bastantes años de Hermano Mayor, estando en el cargo hasta su muerte. Estas afirmaciones las podemos realizar tras consultar documentación encontrada (firmas de inventarios, documentación encontrada en el Archivo del Palacio Arzobispal, etc)

El maestro muere en La Habana el día 4 de diciembre de 1868 y tras estar enterrado allí durante 16 años, sus cenizas fueron trasladas a Sevilla, llegando el domingo 11 de enero de 1885 y depositándose desde entonces y hasta nuestros días a los pies del Santísimo Cristo de la Salud.