Querido hermano:

Permíteme que en estos difíciles momentos me dirija a ti para transmitirte en primer lugar mi más sincero afecto.
Como sabes, desde el día de hoy, 15 de marzo de 2020, el Gobierno de España ha declarado el estado de alarma para combatir los problemas de salud pública ocasionados por la propagación del COVID-19 (coronavirus) Estas medidas llevan implícito que durante al menos 15 días, tenemos que cumplir estrictamente con las recomendaciones que las autoridades sanitarias han ido aconsejando en los últimos días: extremar nuestra higiene, cambiar nuestros hábitos sociales tanto en los saludos como en la distancia entre personas, tener cuidado al tocarnos la cara con las manos y sobre todo, no salir de casa o sólo en caso necesario y en las supuestos que marca el Decreto aprobado ayer en el Consejo de Ministros. Es fundamental cuidarnos para poder cuidar a todos y acabar lo más pronto posible con esta situación.
Es precisamente en estos momentos cuando mejor y con más fuerza tenemos que responder al reto que nos plantea la pandemia. Y no sólo tenemos que hacerlo por nuestra responsabilidad como ciudadanos, sino también como cristianos, cofrades y hermanos de San Bernardo. Estoy seguro que sabremos estar a la altura de las circunstancias y más pronto que tarde volveremos a disfrutar de nuestra cotidianidad en general y de nuestra Hermandad en particular.

Mientras esto ocurre, podemos aprovechar estos días para acercarnos más a Nuestro Bendito Cristo de la Salud y Nuestra Madre del Refugio. No en vano, es lo que en estos momentos más necesitamos; Salud y Refugio. En los medios de comunicación oficiales de la Hermandad encontrarás los canales telemáticos para seguir la celebración de la Eucaristía y ellos también publicaran oraciones y reflexiones que nos ayuden al recogimiento. Aprovéchalos también para acercarte más a tu Hermandad con tus opiniones y comentarios.
Estamos cruzando el puente en una tarde de Miércoles Santo a alta temperatura y la estación de penitencia creemos que será imposible cumplirla en su totalidad, sin embargo año a año, llegas a culminarla con un esfuerzo que se hace gratificante. Justo en esas estamos.

Mis palabras sólo pueden ser de aliento porque estoy seguro que a la vuelta seremos mejores, más fuertes. Y con ese renovado espíritu harás una Hermandad mejor. Aún más. Eres de San Bernardo y como sabes, ya hemos pasado por momentos muy complicados a lo largo de nuestra historia.
Tengo puesta toda mi confianza en ti porque eres mi hermano y no veo el momento de poder darnos el abrazo que nos merecemos. Sin duda, lo haremos. Tienes todo el apoyo de tu Hermandad.
Que el Cristo de la Salud y la Virgen del Refugio te bendigan.

Tu hermano mayor, Francisco Javier Gómez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies