El pasado miércoles una representación de la Junta de Gobierno hizo entrega a la querida Hermandad de la Sed, el escudo de oro de nuestra Corporación para que vuelva a lucir junto a Santa María de Consolación Madre de la Iglesia.

Desde el primer minuto nos pusimos a su disposición para todo aquello que les hiciera falta, además de mostrarles nuestra mayor repulsa y condena ante el robo acaecido en su Casa Hermandad.

Deseamos que todo se solvente de manera satisfactoria en el menor tiempo posible.

Elevamos nuestras oraciones al Santísimo Cristo de la Salud y a María Santísima del Refugio para que los colmen en sus bendiciones.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies