Este viernes, 31 de julio, nuestra Amantísima Titular María Santísima del Refugio, se repondrá al culto tras las labores de mantenimiento efectuadas por el profesor NHD Enrique Gutiérrez Carrasquilla.

Carrasquilla ha basado su intervención en la reposición de la policromía en algunas zonas de la talla, la limpieza superficial de la policromía de rostro y manos y la mejora de los brazos con un sistema de articulación de bolas en hombros y codos y sistema de presión en las muñecas. Según el informe técnico presentado en su día por el restaurador, el estado de conservación de la talla se encuentra en un “estado medio de conservación general”.

Esta intervención se engloba dentro del contrato de mantenimiento de la imagen por parte de Gutiérrez Carrasquilla  que se firmó en el pasado mes de octubre de 2019.

La imagen de la Virgen del Refugio se trasladó al taller del restaurador el pasado 6 de julio y aunque el plazo de ejecución de los trabajos se estimó en un principio de un mes, el buen estado de conservación de la imagen, ha permitido terminarlos antes de lo previsto.

Otras intervenciones en la imagen de María Santísima del Refugio.

La imagen, obra del escultor Sebastián Santos Rojas, fue realizada en 1938. Fue el propio escultor Sebastián Santos, quien en 1967 sustituye el candelero y posteriormente en 1972, restaura la encarnadura y los párpados.

En 1999, Enrique Gutiérrez Carrasquilla lleva a cabo una restauración integral, con sustitución de candelero, reconstrucción del cuerpo, limpieza superficial, eliminación de repintes, reintegración de pérdidas de policromía y aplicación de protección final.

La Hermandad de San Bernardo se prepara para la conmemoración del 75 aniversario de la concesión del título de Mariana a Sevilla

La hermandad de San Bernardo estudia organizar un programa de actos el próximo año 2021 para conmemorar el 75 aniversario de la concesión del título de «Mariana» a Sevilla. Para ello la corporación del Miércoles Santo mantiene contactos con distintas instituciones y entidades con el objetivo de implicar a toda la ciudad en la efeméride. De igual modo, se están creando dentro de la hermandad grupos de trabajo que serán los encargados de organizar cada uno de los actos, todos ellos en fase de estudio y que se están concretando en la actualidad. Uno de los más avanzados y dentro de la reconocida labor de la Diputación de Caridad,  es la creación de un proyecto social en colaboración con la Fundación Mornese para ayudar a la misma en su importante trabajo con personas inmigrantes sin recursos en la Barriada de la Plata.

La hermandad de San Bernardo precursora de la iniciativa hace 75 años

El 10 de junio de 1946 a Antonio Filpo Rojas, Hermano Mayor de la Hermandad de San Bernardo y primer teniente de alcalde de la ciudad, se le rinde un homenaje por las cofradías de Sevilla. En ese acto y desde los escalones del patio de la casa rectoral de la parroquia, se lanza la idea de solicitar al Ayuntamiento la inclusión en el escudo de armas de la ciudad el título de «Mariana». Inmediatamente la Hermandad hace suya la idea y apoya en todo momento a su Hermano Mayor.

El 5 de agosto, Antonio Filpo Rojas traslada al alcalde Rafael Medina Villalonga, la petición, apoyada en todo momento por la hermandad de San Bernardo, la cual es debatida en la comisión permanente del Ayuntamiento el 14 de ese mismo mes.

La comisión solicita informe al archivero municipal Francisco Collantes de Terán quien da su dictamen favorable el 17 de noviembre por lo que en pleno extraordinario celebrado por el Ayuntamiento el día 22 de noviembre de 1946 se aprueba definitivamente la inclusión del título de «Mariana» en el escudo de armas de la ciudad.

Hace 25 años se conmemoró, en colaboración con el Ayuntamiento presidido por Dña. Soledad Becerril, una serie de actos conmemorativos tanto en el seno de la Hermandad como en el Ayuntamiento, culminando con la rotulación del trozo de la calle Almonacid situado frente a la Parroquia de San Bernardo como calle Santísimo Cristo de la Salud y asistiendo la corporación municipal en pleno a la solemne función que se celebró en la parroquia de San Bernardo presidida entonces por el cardenal Carlos Amigo Vallejo.

El título de Mariana en el escudo de armas de la ciudad es el reconocimiento al amor por la Virgen María de los sevillanos que data desde tiempos inmemoriales, y que fue recogido de forma popular en el Dogma de la Inmaculada Concepción mucho antes que fuera declarado por el Papa.

Desde entonces la Hermandad de San Bernardo ha llevado con orgullo haber promovido esta iniciativa tan arraigada entre los sevillanos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies